Inicio |

Alicia Arduini y Andrea Cavate, nacidos en Reggio Emilia y Módena, vivieron en Barcelona durante ocho años, hasta que decidieron trasladarse a Mallorca y abrir Toque de Queda. Champañería, bar y fiambrería en pleno centro de Palma, muy cerca de La Rambla.

A propósito |

La prestigiosa guía Plate Selector dedicó estas palabras a Toque de Queda:

 

Alicia Arduini y Andrea Cavate, nacidos en Reggio Emilia y Módena, vivieron en Barcelona durante ocho años hasta que decidieron trasladarse a Mallorca y abrir Toque de Queda. Champañería, bar y fiambrería en pleno centro de Palma a dos minutos de las Ramblas.

Abrieron sus puertas hace menos de año y medio, con mucho trabajo y dedicación han conseguido convertirse en uno de los locales de visita obligatoria de la isla. Escogieron un antiguo horno y panadería famoso en la ciudad, el Forn Cremat. Con más de 60 años de vida fue construido alrededor de un antiguo horno árabe, uno de los pocos que quedan en la isla, el cual mantienen en perfectas condiciones.

Este local dispone de tres salas y una acogedora terraza. Conservan muchos elementos y herramientas originales del antiguo “forn” que forman parte de la decoración y el mobiliario. Además de diferentes muebles restaurados, sofás, estanterías, sillas… distintos accesorios y elementos que te harán sentir como en casa. Encontramos antiguas fotografías de los antiguos y nuevos inquilinos, maravillosas ilustraciones y por si fuera poco, una colección de tablas de skate Gipsy del cual es socio Andrea, que al mismo tiempo, se encarga de distribuir y vender en distintas ciudades del mundo, desde Bélgica, Alemania, Italia y ahora Mallorca.

Todos sus productos y platos, son frescos y caseros con ingredientes de gama alta y artesanales, teniendo presente también a los clientes vegetarianos y celíacos con embutidos sin gluten y lactosa. Una gran selección de embutidos selectos con una elevada calidad en su ejecución, procedentes de Italia, Cataluña, Galicia, Francia y Mallorca. Gran variedad de panes: focaccia, “llonguets”, pan moreno, pan de cristal… Como buena Champañería tienen una selección de champañitos de “Can Paixano” además de distintos vinos entre ellos mallorquines e italianos.

La carta de sugerencias va cambiando cada seis meses y en ella encontramos delicatessens como el carpaccio de calabacín marinado en mostaza con vinagreta de zanahoria, rollitos de langostinos con albahaca y salsa Teriaki, patatas al horno “Toque de Queda” con salsa de pimentón de la Vera. En la carta hay diferentes alternativas, desde tapas, ensaladas, bocadillos, cocas calientes con pan de cristal y las tablas, de las que puedes escoger media ración o completa, servidas con pan de focaccia o moreno.

No te quedes sin probar: el queso Brie de oveja roja típico mallorquín; burratina normal o ahumada; la coca de queso Taleggio, berenjena escalivada y nueces; y la coca de Patanegra, con mermelada de higos, virutas de queso mahonés y vinagre balsámico.

A la hora de escoger postres, debéis saber que Alicia es hija de padres pasteleros y nos presenta unas opciones deliciosas como vasos de Tiramisú, panna cotta con dulce de leche, o cheesecake con fruta de la pasión… Para la sobremesa no dudes en pedir un Nocino, licor de nueces originario de Italia.

De octubre a marzo, los domingos preparan un Brunch italiano con embutidos y panes típicos de sus provincias, el Tigelle y Gnocco’ fritto, acompañados de un Aperol Spritz.

Tienes la opción de comprar todos sus productos y llevártelos a casa, incluso el vinagre balsámico de Módena que utilizan en sus platos, puedes escoger entre el de 10 años o el de reserva de 25 años.

Es importante saber que no aceptan tarjetas de crédito y que es necesario reservar mesa.

El toque de queda empieza a las 23:30 cuando tendréis que regresar a vuestros hogares, pero seguro que con muchas ganas de volver a disfrutar de este local, de su cocina y del maravilloso y atento servicio que ofrecen.

 

Aquí el enlace >